Todos los derechos reservados. Tiago García
logo

Cómo utilizar una carta de grises

El día de hoy quiero compartirte dos formas de usar la carta de grises en el proceso de edición, tanto en Photoshop como en Lightroom.

Como habrás notado, a la hora de realizar una fotografía o video, notamos que la temperatura de color es siempre variante, dependiendo de las circunstancias en que la luz sea reflejada sobre los objetos en que incida. El ojo humano es capaz de interpretar estas variaciones en todo momento, de forma imperceptible, sin embargo, la cámara no posee esta capacidad. El proceso de ajuste de temperatura de color del que se vale para mostrar resultados fidedignos es llamado balance de blancos. Todo equipo es dotado, por defecto, de un trío de puntos de referencia para ajustarlo, estos son el blanco, el negro y el gris. Las cartas de ajuste están hechas de tal suerte que reflejan el 18% de luz y nos permiten indicarle a la cámara cuáles son esos puntos acordes a nuestra circunstancia concreta.

Estos ajustes se pueden hacer tanto en la toma como en la edición, prefiriendo por lo regular la primer manera.

El balance de blancos es uno de los primeros ajustes de corrección de color que te sugiero hacer en tu proceso de edición fotográfica. Por ello aquí vamos:

Requisitos previos al balance de blancos en edición:

-Una fotografía donde aparezca la carta de gris en la misma toma que aquellas en las que se va a trabajar. Acá te dejo un enlace para conseguirla.
-Contar con Photoshop o Lightroom

Ahora sí:

 

En Photoshop:

Abre la imagen que tiene la tarjeta de grises en Photoshop y crea una capa de curvas como te muestro en seguida.

curvasphotoshop

En el cuentagotas que aparece en el cuadro de propiedades, escoge el que muestrea el punto negro y dale clic.
Elije un punto en tu tarjeta negra.

negrophotoshop

Has lo mismo para el cuenta gotas que define el punto gris y toca un punto en la tarjeta gris.

grisphotoshop

Has lo propio con el cuenta gotas para el punto blanco

balancefinalphotoshop

Como habrás notado, el resultado de alterar las curvas tomando como referencia estos puntos es una imagen con una calibración de colores más cercana a la realidad.

Pues bien, aplica la capa de curvas calibrada a las fotos con que trabajarás y voilá.

photoshopcurvaaplicada

Recuerda que este resultado se puede modificar controlando el modo de fusión y la opacidad de las capas.

En Lightroom conozco una manera más corta.

En el módulo de revelado, toma el cuentagotas del módulo de básicos, es llamado el selector de balance de equilibrio de blancos.

lightroombalanceblancosprimerpaso

lightroomanchnge

Elije una zona de la tarjeta blanca en tu carta de grises. Lightroom ajustará automáticamente a temperatura y el matiz en base a ello. Copia los ajustes de temperatura y matiz en las fotos sucesivas que compartan la misma configuración lumínica.

balancedeblancosdespueslightroompasofinal

Tip:

      A veces, no habiendo más, puedes

tomar cualquier blanco

    en la toma como referencia.

He notado que el resultado de la selección ofrece unos resultados más variables que el Photoshop en el rango de este ajuste. No son abismales, tampoco exageremos. Cuando edito esta parte en Lightroom suelo compensarla con los ajustes de color que te mostraré en futuras entregas.

Ahora conoces estos dos métodos para ajustar el balance de blancos en tus fotografías.
¿Cuál método te parece mejor? ¿Conoces otra forma de realizar el balance de blancos?

Quiero saber cómo te ha ido con esto.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *